Páginas

18 agosto 2015

El Papa dice que la Eucaristía no es una oración privada sino una vía para ser personas de paz

El Papa Francisco se refirió hoy en el Vaticano a la importancia de la Eucaristía para señalar que "no es una oración privada o una bella experiencia espiritual", sino el camino para convertirse en "personas de paz, de perdón, de reconciliación".
En estos términos se expresó el pontífice durante el discurso que ofreció antes del rezo del Ángelus a miles de fieles que se congregaron en la Plaza de San Pedro del Vaticano para escucharle.
"A veces, con respecto a la misa, se siente esta objeción: '¿Para qué sirve la misa? Yo voy a la iglesia cuando tengo ganas y rezo mejor solo'. Pero la Eucaristía no es una oración privada o una bella experiencia espiritual, no es una simple conmemoración de aquello que Jesús ha hecho en la Última Cena", aseguró Francisco.
El papa subrayó que "la Eucaristía es 'memorial', es decir, un gesto que actualiza y hace presente el evento de la muerte y la resurrección de Jesús: el pan es realmente su Cuerpo ofrecido, el vino es realmente su Sangre derramada".
"La Eucaristía es Jesús mismo que se dona totalmente a nosotros. Nutrirnos de Él y vivir en Él mediante la comunión eucarística, si lo hacemos con fe, transforma nuestra vida en un don a Dios y a los hermanos", agregó.
Finalmente, Bergoglio apuntó a que nutrirse de "aquel 'Pan de vida' significa entrar en sintonía con el corazón de Cristo, asimilar sus elecciones, sus pensamientos, sus comportamientos" y sobre todo "significa entrar en un dinamismo de amor oblativo" y convertirse "en personas de paz, de perdón, de reconciliación".
En los saludos posteriores a los peregrinos que acudieron hasta la plaza vaticana, el pontífice se dirigió expresamente al grupo "Organización de arte y cultura mexicana".