Páginas

25 diciembre 2013

Belén, 25 de diciembre del año 1

Queridos hermanitos y hermanitas:
Si al mirar el portal y ver allí al Niño Jesús, junto a José y María, os llenáis de fe en que Dios se hizo niño, un niño como cualquiera de vosotros, y que es el Dios-hermano que está siempre con nosotros.
Si conseguís ver en los demás niños y niñas, especialmente en los más pobres, la presencia escondida del niño Jesús naciendo dentro de ellos.
Si sois capaces de hacer renacer el niño escondido en vuestros padres y en las otras personas mayores que conocéis, para que surja en ellas el amor, la ternura, el cuidado y la amistad en lugar de muchos regalos.
Si al mirar el pesebre y ver a Jesús pobremente vestido, casi desnudo, os acordáis de tantos niños igualmente mal vestidos, y os duele en el fondo del corazón esta situación inhumana, y quisierais compartir lo que tenéis, y deseáis desde ahora cambiar estas cosas cuando seáis mayores para que no haya nunca más niños y niñas que lloran de hambre y de frío.
Si al descubrir a los tres Reyes Magos que llevan regalos al Niño Jesús pensáis que hasta los reyes, los jefes de estado y otras personas importantes de la humanidad vienen de todas partes del mundo para contemplar la grandeza escondida de ese pequeño Niño que llora sobre unas pajas.
Si al ver en el nacimiento la vaca, el burrito, las ovejas, las cabritinas, los perros, los camellos y el elefante, pensáis que todo el universo está también iluminado por el divino Niño y que todos, estrellas, soles, galaxias, piedras, árboles, peces, animales y nosotros, los seres humanos, formamos la Gran Casa de Dios.
Si miráis al cielo y veis la estrella con su cola luminosa y recordáis que siempre hay una Estrella como la de Belén sobre vosotros, que os acompaña, os ilumina, y os muestra los mejores caminos.
Si aguzáis bien los oídos y escucháis a través de los sentidos interiores una música suave y celestial como la de los ángeles en los campos de Belén, que anunciaban paz en la Tierra.
Sabed entonces que yo, el Niño Jesús, estoy naciendo de nuevo y renovando la Navidad. Estaré siempre cerca, caminando con vosotros, llorando con vosotros y jugando con vosotros, hasta el día en que todos, humanidad y universo, lleguemos a la Casa de Dios, que es Padre y Madre de infinita bondad, para ser juntos eternamente felices como una gran familia reunida.
Firmado: Niño Jesús


02 diciembre 2013

Na debilidade con Filipinas


Coa canción "En mi debilidad" de Brotes de Olivo, recordamos aos damnificados no tifón que azotou Filipinas. Ás 10:00 da mañán toda a Comunidade Educativa concentrouse fóra das aulas para levar a cabo este acto. Os alumnos portaron pancartas de apoio e amosaron a súa solidaridade ao tempo que se facía lectura dun manifesto e un minuto de silencio que foi acompañado coa canción que ao longo da semana traballouse nas aulas. Posteriormente, polas mans dos alumnos pasáronse as caixas coas que se recolectaron os donativos para enviar a Filipinas. Un total de 522,44 que supoñen unha pequena pero xenerosa axuda para evitar que o número de víctimas aumente por falta de recursos básicos e comezar a reconstrucción dun país desfeito nun 70%.

Cun forte aprauso remataron os alumnos este breve acto que a pesar do frío, deixou a quentura da solidaridade con aqueles que máis o necesitan.

Aquí tedes  o vídeo do acto


Se premedes sobre a imaxe poderedes acceder a unha galería coas imaxes do acto: